Opinión del cliente

Revisado en España 🇪🇸 el 10 de agosto de 2017
Si pretendes usar la silla como una persona normal (con el trasero echado para atrás, y la espalda 100% contra el respaldo), acabas con el "reposacabezas" apretando la zona entre los omoplatos, y echando la espalda para adelante - que es una postura poco cómodo. Yo mido sólo 1.66m, calculo que faltan unos 13 centímetros de respaldo.

Es una pena, ya que el respaldo apoya bien la zona lumbar.

Elegí este modelo ya que el fabricante afirma que vale para personas que midan hasta 1.80m. De ninguna manera. Vean la foto

Ahora revisando otras sillas, encuentro otro del mismo fabricante (con 6cm de altura más) donde dice textualmente en una respuesta: "por el diseño ergonómica la cabeza no queda apoyada salvo que la quieras para tumbarte". Es decir el mismo fabricante admite que no apoya la cabeza, necesitas tener las piernas casi fuera de la base para que la cabeza no apunte hacia arriba.

Por lo demás, el montaje era muy fácil, y bonito detalle de dejar dos ruedas adicionales y un tornillo de cada tipo.

Desgraciadamente estaré devolviendo la silla, para buscar otra que sí apoye la cabeza.
Imagen del cliente
2,0 de 5 estrellas La apoyacabeza está a la altura de los cervicales, no apoya la cabeza ni de lejos (mido 1.66m)
Revisado en España 🇪🇸 el 10 de agosto de 2017
Si pretendes usar la silla como una persona normal (con el trasero echado para atrás, y la espalda 100% contra el respaldo), acabas con el "reposacabezas" apretando la zona entre los omoplatos, y echando la espalda para adelante - que es una postura poco cómodo. Yo mido sólo 1.66m, calculo que faltan unos 13 centímetros de respaldo.

Es una pena, ya que el respaldo apoya bien la zona lumbar.

Elegí este modelo ya que el fabricante afirma que vale para personas que midan hasta 1.80m. De ninguna manera. Vean la foto

Ahora revisando otras sillas, encuentro otro del mismo fabricante (con 6cm de altura más) donde dice textualmente en una respuesta: "por el diseño ergonómica la cabeza no queda apoyada salvo que la quieras para tumbarte". Es decir el mismo fabricante admite que no apoya la cabeza, necesitas tener las piernas casi fuera de la base para que la cabeza no apunte hacia arriba.

Por lo demás, el montaje era muy fácil, y bonito detalle de dejar dos ruedas adicionales y un tornillo de cada tipo.

Desgraciadamente estaré devolviendo la silla, para buscar otra que sí apoye la cabeza.
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente
Imagen del cliente
A 614 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink